martes, 12 de enero de 2010

Don Manuel Garcí de Carbajal


Este personaje de grata recordación para Camaná fue natural de Plasencia, provincia de Extremadura en España. Llega a estos reinos del Perú en 1537, fue hijo hidalgo y leal vasallo de su majestad; primer alcalde ordinario del primer Cabildo de Camaná y encargado por el Marqués don Francisco Pizarro para fundar dicho valle en la primitiva Villa Hermosa, como lo hizo un día de noviembre de 1539, es reemplazado en el cargo por Juan de la Torre, encomendándosele entonces el cargo de teniente gobernador; se le envía a Lima como embajador a pedir mercedes al marqués a favor de la flamante villa, de cuya gestión resulta la provisión del 6 de junio de 1540, disponiendo el plebiscito del 20 de julio de este año y se le recomiende la fundación de Arequipa el 15 de agosto de 1540. Asesinado Pizarro al año siguiente y alborotado este reino por la sublevación de Almagro El Mozo, nuestro fundador viaja a Cuzco a ponerse bajo las órdenes de Pedro Álvarez Holguín que había levantado bandera por su majestad. Llegadas a la ciudad imperial las primeras provisiones del gobernador Vaca de Castro. Carbajal regresa a Arequipa a pesar de estar enfermo, y hace pregonar esas provisiones. Diríjase a comunicación a Lima para ponerse a órdenes del nuevo Gobernador. Pero en el largo trayecto es apresado en Atico por el Almagrista García de Alvarado que le quita armas y caballos conduciéndolo preso a Camaná donde queda detenido. De esta villa fundado por él dos años antes, huye de la prisión y se incorpora al ejército Vaca de Castro. Lo volvemos a encontrar el 18 de setiembre de 1542 en las Lomas de Chupas , donde es derrotado el rebelde Almagro El Mozo, meriendo en la acción un hermano de nuestro fundador. Pasan cinco años y el 12 de junio de 1547 nuevamente lo hallamos en Arequipa firmando un acta de adhesión fingida a favor del rebelde Gonzalo Pizarro; pero creyéndola fundadamente sospechoso, se le apresa y hacen daño a sus bienes; por eso al saber la llegada del Licenciado, La Gazca da la voz de rebeldía en Arequipa, huye a Quilca, toma por asalto una fragata del rebelde y se embarca en ella con dirección a Tumbes donde se poner a órdenes del Licenciado a quien entrega 34 mil pesos y la fragata, quedando como siempre bajo el estandarte real. Acompaña a la Gazca en toda La campaña hasta el valle de Jaquijaguana donde fueron vencidos y muertos Gonzalo Pizarro y sus capitanes, siendo nuestro fundador recompensado por su lealtad, gastos y molestias con la encomienda de Ubinas (que antes poseía Noguerol de Ulloa), en premio de los once años de servicio en estos reinos al servicio de su majestad, según a parece en el titulo de encomienda que otorga a nuestro fundador el licenciado La Gazca en Cuzco, el 29 de agosto de 1548.

Posteriormente, pacificada la Colonia, nuestro fundador tiene activa participación en la vida civil de Arequipa, cuyo Cabildo lo encomienda en Lima gestionar ante el Virrey Antonio de la Mendoza, varios asuntos de interés para la ciudad; pero lo curiosos o interesante aludido es que tuvo lugar en julio del año 1540 con resultado adverso para Camaná, los fundadores de esta primitiva Villa costera se trasladan disciplinadamente a la nueva Villa Hermosa de Arequipa, pero dejando en la Camaná sus bienes encomendados a partidarios. Así encuentro que nuestro Garcí Manuel de Carbajal, celebra un contrato ante el escribano público Alonso de Carmona por lo que encomienda sus propiedades agropecuarias adquiridas en el valle de Camaná a un tal Juan gallego, al partir de utilidades, procedimiento parecido al que hoy se acostumbra cuatro siglos después. Por este contrato nuestro fundador entrega a su partidario Gallego, los indios que por cedula real fueron adjudicados en Camaná para que los tuviera a su cargo, vale decir, para que los explote; además le entrega 20 gallinas y ciertos puercos, de cuyos productos se partirían por mitad, menos de la madera y tablas que acerraran, que seria una tercera parte para Gallego y las otras dos terceras para Carbajal; también partirían por igual de la cosecha del maíz, del pescado y demás granjerías.
El fundador de la primitiva Villa Hermosa en el valle de Camaná, solo procreo un hijo en su esposa legitima doña Luisa Vivar; y mejor que no tuviera mas, porque Don Diego, el unigénito resultó prodigo y loco, por lo que su madre viuda desde febrero de 1552, tuvo que ponerle tutores. Aburrida y amargada por el loco resuelve endulzar su viudez casándose en segundas nupcias con Don Domingo de Mendoza.


Ultimos Post

Seguidores

Busca en el blog

Ultimos Comentarios

  © Blogger templates 'Sunshine' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP